Nuestra Historia

Una Tradición que Perdura

Una Tradición que Perdura

En 1921, el fundador de Mayaland, Don Fernando Barbachano Peón, trajo los primeros turistas a Chichén Itzá., convenciéndoles de abandonar la comodidad del barco de línea que los había traído hasta el puerto de Progreso y trayéndolos consigo a la selva virgen. No se arrepintieron, y él nunca dio un paso atrás. Sus acciones marcaron el comienzo de las organizaciones turísticas en México y hoy es considerado el pionero de esta industria a nivel nacional.

En el día de hoy, su familia continúa con su mismo carisma y entusiasmo organizando los mejores viajes de Yucatán. Mayaland es una puerta que nos conduce a dos mundos diferentes: la gloria silenciosa del antiguo Yucatán y el aprecio por la magia del Yucatán actual… y usted vivirá ambas experiencias.